LO MEJOR Y LO MÁS IMPORTANTE es darte a ti mismo la oportunidad de disfrutar la vida, darte cuenta y saber de qué madera estás hecho, medir tu capacidad de asombro, de adaptación, de resiliencia. Es poder recorrer y andar por tu propia cuenta, es investigar y conocer lo que te apasiona, es ver, tocar, probar, sentir, preguntar y retratar con los ojos del alma la vida misma.

Es tanto lo que se aprende cuando viajamos, que definitivamente es la mejor escuela.

Desde investigar en qué puerta saldrá tu vuelo, que artículos puedes llevar, qué meter y cómo hacer la maleta o cuál es el tipo de cambio de la moneda en curso del destino a donde vas, hasta planear cómo administrar el dinero que llevas, saber lo que comes y estar dispuesto a probar nuevos sazones, apegarte a las reglas culturales, ser respetuoso y considerado si compartes habitación, tomar nota del tiempo, pensar en los demás, sin dejar de pensar en ti mismo.

LO MEJOR DE VIAJAR es aprender a dejar los apegos, proponerte viajar ligero, es darte tu propio espacio para salir y conocer el mundo. Es tener los cientos de “sensores” alertas para captar los INSTANTES MÁGICOS que se viven únicamente de manera PERSONAL.

VIAJAR SIGNIFICA MUCHO, más de lo que nosotros creemos, es volver a tu casa, a tu espacio, a tu terruño, es abrazar a los tuyos, valorar lo que tienes, volver los ojos a lo básico, atesorar y compartir con otros lo que aprendiste, es motivar e impulsar a que ellos tambien viajen y conozcan, es llenar tu alma de ilusiones, tu cerebro de posibilidades y tu corazón de Amor y Respeto por los demás. 


¡VIAJA! ES EL MEJOR REGALO QUE TE PUEDES DAR.

“Lejos, cerca, sin rumbo fijo, como sea, pero viaja”


Nadia Piñera